jueves, 29 de diciembre de 2016

OTRO SUPREMAZO: LIBERTAD PARA UN DEGOLLADOR DE PROFESORES

Los tres compañeros que fueran asesinados por Salazar y Cía. 

Suprema otorga libertad condicional a Claudio Salazar, uno de los chacales condenados por diversos crímenes perpetrados en dictadura y alojado en el hostal Punta Peuco

Este jueves 29, a despecho de toda legalidad nacional e internacional sobre tratamiento penal de los perpetradores de crímenes de lesa humanidad, la Corte Suprema confirmó la libertad condicional para el esbirro de la siniestra Dirección de Comunicaciones de Carabineros (Dicomcar), Claudio Salazar Fuentes, condenado a cadena perpetua por el secuestro, asesinato y degollamiento de JOSÉ MANUEL PARADA, MANUEL GUERRERO CEBALLOS y SANTIAGO NATTINO ALLENDE durante la dictadura cívico-militar.

De hecho, éste sujeto fue quien apuñaló a José Manuel Parada. Aterrado, no puede ultimarle. Con un cuchillada en el abdomen, Parada grita de dolor. Un tercero baja del coche y le degüella.

El ex paco lleva cerca de 25 años en el penal de Punta Peuco cumpliendo su presidio perpetuo como autor de los atroces asesinatos de tres militantes comunistas, cuyos cuerpos aparecieron degollados y con signos de tortura el 30 de marzo de 1985.

Con la salida de Salazar Fuentes, Miguel Estay Reyno, alias “El Fanta”, es el único de los cinco condenados por este crimen de lesa humanidad que permanece encarcelado. Esto, luego que en 2015 se otorgara la libertad condicional a Alejandro Sáez Mardones y a José Florentino Fuentes y Guillermo González Betancourt en 2016. 


Para “El Fanta", un traidor del PC, la Suprema había confirmado la sentencia a presidio perpetuo en octubre de 1995, más una pena de cinco años y un día y dos de 541 días, acusado de secuestro, homicidio, asociación ilícita, usurpación de nombre y uso malicioso de pasaporte falso.

El degollador Salazar Fuentes es uno de los chacales que participó en el montaje comunicacional –“liturgia ecuménica de perdón” le llamaron los muy descarados- en Punta Peuco, el pasado viernes 23.

Se nota que persiste un ánimo de amnistía e impunidad en buena parte del poder judicial respecto de los culpables, civiles y uniformados, que cometieron abundantes y horrorosos crímenes de lesa humanidad durante la pasada dictadura cívico-militar. Será labor de las organizaciones político-sociales populares darles su correspondiente remezón y hacerles cumplir con la aplicación de la legalidad aplicables a los subhumanos tipo Salazar Fuentes.

¡Ni Olvido Ni Perdón: Verdad, Justicia y Memoria!
¡Sólo la Lucha y la Unidad Nos Harán Libres!


Colectivo Acción Directa CAD –Chile
Diciembre 29 de 2016

No hay comentarios :

Publicar un comentario