jueves, 1 de diciembre de 2016

EN CHILE EL MONOPOLIO MEDIATICO (DES)INFORMA Y LA AUTORIDAD CALLA


Pese a que hay solicitudes a la Fiscalía Nacional Económica desde mediados de año para que investigue, el Consejo Nacional de Televisión mantiene en reserva más de la mitad de una investigación encargada al respecto en 2015. El informe, a cargo del académico Luis Breull, destaca la transversalidad del grupo Copesa de Saieh; la hegemonía territorial de El Mercurio y confirma que el Grupo Bethia es tanto el principal inversor en publicidad en los medios como el actor dominante del mercado de la TV

En El Desconcierto –public. 30/11/16

El 11 de mayo de 2015 el Consejo Nacional de Televisión, organismo estatal autónomo que actualmente lidera Óscar Reyes Peña (DC vinculado al senador Jorge Pizarro), licitó la realización del estudio “Estudio de revisión y análisis de fuentes secundarias sobre la concentración de medios de comunicación nacional y regional”. La oferta ganadora fue la del investigador y periodista Luis Breull Amador, con un costo de $3 millones 333 mil pesos.
  
Cuatro fueron los focos de Breull: la propiedad de los medios (sus operaciones horizontales, verticales o por conglomerado); sus ingresos basados en la inversión publicitaria; sus audiencias verificadas y la acumulación de poder mediante su incidencia en la construcción o foco de la discusión pública (concepto conocido como agenda setting). La investigación fue entregada en octubre de 2015, pero hasta el día de hoy el CNTV no hace públicos sus resultados, que revelan cifras actualizadas de la concentración de medios, pero también de las contradictorias cifras de lectoría y publicidad.

¿Por qué el Consejo Nacional de Televisión no hace público el informe?

“No tengo ni idea, la verdad”, señala al teléfono el autor del estudio, Luis Breull. “Yo entregué todo en plazo y la verdad es que también me lo he preguntado. Por contrato, la divulgación le corresponde al CNTV y no a mí. En mi caso, escapa a lo que yo pueda hacer. Me adjudiqué la licitación del estudio y entregué los datos que ellos me solicitaron”, señala.

A diferencia de otras investigaciones encargadas por el organismo que lidera Óscar Reyes, “Estudio de revisión y análisis de fuentes secundarias sobre la concentración de medios de comunicación nacional y regional” no está disponible en la página web del CNTV en su versión completa. En el acta de la sesión del 7 de marzo de 2016, la directora de estudios, María Dolores Souza, da cuenta de las investigaciones realizadas por el CNTV en los últimos dos años al directorio, donde no se menciona el estudio licitado y adjudicado a Luis Breull.

Desde el Consejo Nacional de Televisión señalaron oficialmente que “lo que nos compete y está publicado en la sección de análisis del sitio es sólo el capítulo relativo a la televisión”. Sin embargo, pese a que la competencia del organismo es sólo televisiva, las bases de la licitación señalan explícitamente que el objetivo es “describir la estructura del sistema de medios de comunicación nacionales y regionales de Chile”.

Un dato a tener en cuenta es que el presidente del CNTV, Óscar Reyes, forma parte del mismo sistema de medios a través de su propiedad de la Sociedad Periodística Cambio Ltda. (hoy S.A) que está a cargo del diario digital Cambio 21, cuestión que forma parte de su declaración de intereses. Aparte de la versión oficial, un funcionario del CNTV señaló en off a El Desconcierto que “nadie sabe bien por qué no han publicado el informe completo, ni siquiera lo tenemos así dentro del propio consejo. Puede ser porque el Consejo no considere pertinente publicar lo que no corresponde estrictamente a la TV, pero en ese caso no se entiende que encarguen el estudio así”.

A mediados de año, el Colegio de Periodistas acudió a la Fiscalía Nacional Económica, solicitándole un informe sobre la concentración de los medios. “Llama la atención que no se publiquen estos datos”, señala Chiara Sáez, investigadora en políticas públicas en comunicación que formó parte del concurso público junto a otros tres académicos de la Universidad de Chile, criticando que una investigación realizada con fondos públicos no esté disponible: “No sé a qué están jugando: si tienen la capacidad de realizar un estudio así y luego esconden los datos, ¿cuándo vamos a tener el debate?”. Sáez quiso conocer a mediados de año los resultados del estudio. “Vía atención al usuario solicité el estudio y me entregaron sólo la parte relativa a televisión. Ahí lo solicité vía Transparencia y me lo entregaron completo. Esto se hace público a tirones, un año después de que se entrega, y sólo mediante solicitud”, cuestiona la académica. 

El estudio: ¿Quiénes son los principales avisadores?

Pizarreño en la manufactura, Los Bronces en la estratégica minería, Homecenter Sodimac en el poderoso retail y Alto Maipo en la construcción son sólo unos cuantos ejemplos de las huelgas que se extienden largamente en distintos sectores de la economía. A mediados de año, luego de una larguísima huelga en el Banco de Crédito e Inversiones, surgió la misma interpelación: ¿cómo influyen los fuertes montos de publicidad que reciben los medios en su selección noticiosa? El informe ejecutivo del estudio encargado por el CNTV contiene reveladores datos al respecto.

Por ejemplo, uno de los principales avisadores, Movistar, es al mismo tiempo el mayor proveedor de los servicios de internet en nuestro país, dominando el 39% del mercado. Y dentro de los principales avisadores están presentes las empresas de multitiendas, de retail, alimentos, industria de bienes y servicios domésticos, además de servicios financieros. Todas con vínculos directos de propiedad si se analizan los campos de inversión del principal controlador de Copesa, Ávaro Saieh, o de Andrónico Luksic para el Grupo Canal 13. El Grupo Bethia, dueño de Mega, controla también a Falabella, la empresa líder en gasto publicitario 2014 de acuerdo al ranking elaborado por Megatime, y a otra de las principales inversoras: Homecenter Sodimac.


Todas las industrias asociadas a las comunicaciones están fuertemente concentradas

“Son los grupos hegemónicos en cada uno de los subsectores los que consagran su predominio no solo en el campo de las audiencias, sino de inversión publicitaria y, más complejo aún, en la conformación de las agendas setting”, señala Breull en el informe, al que tuvo acceso El Desconcierto.


Respecto a la prensa escrita, tres son los elementos fundamentales que destaca Breull. En primer lugar, la transversalidad del grupo Copesa, propiedad de Álvaro Saieh, que se encuentra presente en todos los formatos y soportes. En segundo lugar, la hegemonía territorial de El Mercurio, cuya presencia a nivel país es la más fuerte de todo el sistema de medios gracias a sus filiales regionales como El Austral o La Estrella.

El tercer y principal aspecto respecto a la prensa escrita es una realidad ya conocida y diagnosticada: su fuerte concentración duopólica entre El Mercurio de Edwards y Copesa de Saieh. Además de la propiedad, la prensa escrita tiene el máximo nivel de concentración de audiencias e inversión publicitaria en todos los soportes de medios, sean nacionales o regionales. En cuanto al nivel de lectoría versus publicidad, destaca el descalce entre la lectoría del semanario impreso The Clinic, un 14% de la lectoría total de revistas, versus la cantidad de publicidad que recibe, que no alcanza a situarla en las 12 con más publicidad como para aparecer en el gráfico.

El mismo descalce entre auditores y cifras de publicidad se ve en el caso del grupo Mosciatti (Bio Bio) para el sector radial, donde ocupa el primer lugar de sintonía 2015 y el segundo en 2014, pero pese a eso no aparece en el sistema de validación de inversión publicitaria nominal de Megatime. En auditoría y publicidad la mayor parte de la torta, como se sabe, se la lleva el grupo Prisa.

Cinco son los grupos de medios de alcance nacional o supra regional que dominan la radiodifusión: Ibero Americana Radio Chile (Grupo Prisa, España), controla 11 cadenas de radios; Grupo Dial (Copesa), controla seis; les sigue 13 Radios (Andrónico Luksic), con cuatro; RBR Radios (Grupo Bezanilla) y Bio-Bio Comunicaciones (Grupo Familiar Mosciatti) poseen tres emisoras cada uno (en el caso de Bío-Bío dos de ellas son de alcance solo regional).


Respecto a la televisión abierta -única área de la investigación que ha sido divulgada, pero no por acción del CNTV- se estudiaron los 862 canales de televisión reportados por la Subsecretaría de Comunicaciones. Los cuatro primeros grupos operadores se llevan el 87% de la inversión publicitaria.


En cuanto a los medios digitales, el grupo El Mercurio concentra el 31% de la lectoría digital total a través de sus ediciones de Soychile.cl y Emol. Las industrias comunicacionales asociadas a los medios también están fuertemente concentradas. En el avisaje en la vía pública la empresa J.C. Decaux se lleva el 43% el mercado, mientras que Movistar concentra el 46% de la telefonía fija, el 38% de la móvil; mientras que en servicios de internet lidera con 39% el mercado de banda ancha fija y móvil.

No hay comentarios :

Publicar un comentario