sábado, 8 de julio de 2017

POR DESAPARICION DE MIRISTAS DE CONCEPCION Y EN LA OPERACION COLOMBO CONDENAN A 6 DINOS

Cro. Carlos Fernández Zapata

A mediados de ésta semana se dieron a conocer sendas condenas para criminales de la DINA que detuvieron e hicieron desaparecer, en Santiago, a tres miristas provenientes de Concepción, además de los que hicieron otro tanto con dos compañeros cuyos nombres después aparecerían en el montaje dictatorial denominado “Operación Colombo”

Desaparición de tres Miristas de Concepción en la ciudad de Santiago

Por el delito de secuestro calificado (detención y desaparición) de los compañeros del Movimiento de Izquierda Revolucionaria MIR HÉCTOR GONZÁLEZ FERNÁNDEZ, ROBERTO CHAER VÁSQUEZ (un compañero cuyo nombre apareciera luego en las Listas de los 119 u “Operación Colombo”) y CARLOS FERNÁNDEZ ZAPATA, crímenes de lesa humanidad perpetrados el 6 y el 10 de septiembre de 1974, en Santiago, el ministro en visita extraordinaria para causas por violaciones a los DD.HH. de la Corte de Apelaciones de Santiago, Miguel Vázquez Plaza, condenó en calidad de coautores a cuatro agentes de la siniestra DINA.

Los tres camaradas provenían de Concepción y habían sido estudiantes de la Universidad de ésta ciudad, debiendo suspender sus estudios a causa del golpe militar del 11 de septiembre de 1973. Carlos Fernández -Raúl- y Héctor González eran primos. Debido a detenciones y seguimientos, los 3 combatientes deciden trasladarse hasta Santiago, donde caen dentro de la brutal arremetida de la DINA en contra del MIR. La dictadura cívico-militar no podía soportar que la organización revolucionaria hubiera declarado que no se rendía o asilaba y que sus militantes se encontraran organizando la Resistencia antidictatorial.

Cro. Héctor González Fernández 
Luego de caer detenidos, Carlos y Héctor fueron vistos por la novia de éste último, Patricia (quien es apresada el 13/9). Ello ocurrió en el centro de exterminio de la DINA de José Domingo Cañas y los tres, el 14/9, fueron trasladados al también recinto DINA Cuatro Álamos. Es en éste campo de concentración donde se pierden las huellas de Héctor y Raúl, a quienes deja de ver Patricia -el 17/9- al salir libre. Pese a que Roberto fue detenido junto con Héctor, no se le ve en Domingo Cañas y las múltiples gestiones posteriores para dar con su paradero fueron inútiles. Inclusive, su padre llegó a entrevistarse con el presidente de la Corte de Apelaciones de Santiago de esa época, Rubén Galecio, quien le manifestó que nada podía hacer por cuanto por sobre todo ellos estaba la DINA. Con posterioridad, el 23 de julio de 1975, los medios de prensa prodictatoriales chilenos reprodujeron una noticia publicada en el extranjero que daba cuenta de la muerte de 119 chilenos, algunos en enfrentamientos con efectivos de seguridad argentinos y otros producto de rencillas internas del MIR. Entre ellos figuraba el compañero Roberto Chaer. Esta noticia, en realidad un burdo montaje, fue dada a la luz pública por el diario brasileño O'DIA y la revista argentina LEA. Ambas publicaciones eran desconocidas en sus respectivos países y sólo fueron editadas por única vez en esa oportunidad, con el único objetivo de difundir toda esa falsedad.   

Cro. Roberto Chaer Vásquez
En su resolución (causa rol 11.844-Tomo F), el ministro Vázquez condenó a los conspicuos esbirros Miguel Krassnoff Martchenko, Ciro Torré Sáez, Orlando Manzo Durán y Basclay Zapata Reyes a penas efectivas de 15 años de presidio por su responsabilidad en los delitos; y absolvió al dino César Manríquez Bravo, lo cual, en todo caso, no significa para nada que sea un inocente querubín.

En la etapa de investigación, el magistrado expuso la constatación de los siguientes hechos:

“a) Que, un grupo de agentes pertenecientes a la Dirección de Inteligencia Nacional, DINA, que dependían de la Brigada de Inteligencia Metropolitana, BIM, se abocaron a investigar las actividades de personas que formaban parte del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR, y de aquellos que colaboraban con dicho organismo, procediendo a detener a integrantes y/o adherentes al citado movimiento, llevándolos a lugares secretos de detención que mantenía el organismo, donde eran interrogados bajo apremios físicos, y salían con ellos a recorrer distintos lugares en la vía pública, con la finalidad de identificar a otros miembros del MIR.
b) Que, Héctor Jenaro González Fernández, Roberto Salomón Chaer Vásquez y Carlos Julio Fernández Zapata eran militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) desde al menos el año 1971 y desarrollaron sus actividades en dicho conglomerado mientras estaban en la Universidad de Concepción.
Cuartel DINA José Domingo Cañas
c) Que, dentro de las actividades desarrolladas por los agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional, DINA, luego de obtener información de otros detenidos, los días 6 de septiembre de 1974 y 10 de septiembre de 1974, sujetos del organismo denominado "DINA" procedieron a detener, respectivamente, a Héctor Jenaro González Fernández y a Roberto Salomón Chaer Vásquez en la vía pública en el centro de la ciudad de Santiago y a Carlos Julio Fernández Zapata en su lugar de trabajo ubicado en calle Frontera N° 2857, Quinta Normal, quienes luego fueron llevados al centro de detención clandestino de la Dirección de Inteligencia Nacional denominado "José Domingo Cañas" u "Ollagüe", con la finalidad de interrogarlos bajo apremios físicos, y luego fueron conducidos al centro de detención denominado "Cuatro Álamos", donde fueron vistos por otros detenidos, desde donde fueron sacados, ignorándose desde entonces su paradero, así como la suerte que han corrido en su salud física, síquica e integridad personal.
d) Que, al tiempo después, apareció en algunos medios periodísticos extranjeros, replicados por medios nacionales, la noticia de que Roberto Salomón Chaer Vásquez había muerto, junto a otras 118 personas en un enfrentamiento entre militantes de izquierda y/o en enfrentamiento con fuerzas extranjeras, sin que dicha noticia fuese confirmada por ninguna autoridad nacional ni extranjera.”

Justicia para dos miristas detenidos desaparecidos que fueron incluidos en la “Operación Colombo”

Por la detención y desaparición de los compañeros del MIR RAFAEL ARANEDA YÉVENES y CARLOS TERÁN DE LA JARA, ilícitos perpetrados en diciembre de 1974, en el marco del montaje dictatorial denominado "Operación Colombo”, la 2ª Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros Milton Juica, Haroldo Brito, Lamberto Cisternas, Manuel Antonio Valderrama y Jorge Dahm– condenó a cuatro esbirros de la DINA por tal delito de lesa humanidad.

En su fallo (causa rol 978.856-2016), el máximo tribunal ratificó la sentencia que condenó a los ya mencionados asesinos Miguel Krassnoff Martchenko y Basclay Zapata Reyes, agregándose ahora el genocida Pedro Espinoza Bravo, a penas de 10 años y un día de presidio. Asimismo, confirmó que el sicario Rolf Wenderoth Pozo deberá purgar 5 años y un día de presidio.

La investigación logró establecer que: "El 11 de diciembre de 1974, en horas de la mañana, Carlos Alberto Terán de la Jara, de 26 años de edad, soltero, estudiante universitario, militante del MIR, fue detenido en la vía pública por agentes de la DINA cuando acudió a un "punto", siendo trasladado hasta el cuartel de "Villa Grimaldi", desde donde es llevado a un inmueble ubicado en calle Venecia (nº 1700, Santiago), usado como casa de seguridad de varios integrantes del MIR, perdiéndose todo rastro suyo hasta la fecha, sin que el privado de libertad haya tomado contacto con sus familiares, realizado gestiones administrativas ante organismos del Estado, sin registrar entradas o salidas del país, sin que conste, tampoco, su defunción".

En tanto, el 12 de diciembre de 1974, a las 10.30 horas, Rafael Eduardo Araneda Yévenes, de 25 años de edad, estudiante universitario, militante del MIR, fue detenido desde su lugar de estudios, en la sede Renca del Instituto Nacional de Capacitación Profesional (INACAP), ubicado en calle Saravia N° 28, por tres sujetos agentes de la DINA; preguntaron por él al Director del establecimiento quien los trasladó al aula donde éste se encontraba, lo detuvieron y ese mismo día, alrededor de las 14 horas, fue llevado a su domicilio de calle San Isidro N°1070; los aprehensores allanaron el lugar; la dueña de casa presenció este hecho, avisando a la familia de la víctima, además, manifestó que Araneda Yévenes se encontraba muy maltratado, le costaba caminar. Fue visto en el recinto secreto de detención de "Villa Grimaldi", del cual habría sido sacado el 24 de diciembre del mismo año con destino desconocido. Su nombre apareció en una publicación del diario "LEA" de Argentina y " O'Dia", de Curitiba, Brasil, donde se informó que su muerte se produjo en un enfrentamiento entre "extremistas", perdiéndose todo rastro suyo, sin que hasta ahora haya tomado contacto con sus familiares ni realizado gestiones ante organismos del Estado, sin registrar entradas o salidas del país y sin que conste, tampoco, su defunción".

Por cierto, la decisión judicial fue adoptada con el voto en contra del prodictatorialministro Cisternas.

______________________________

¡Ni Olvido Ni Perdón: Verdad, Justicia y Memoria!
¡Sólo la Lucha y la Unidad Nos Harán Libres!


Colectivo Acción Directa CAD –Chile
Julio 7 de 2017

No hay comentarios :

Publicar un comentario