jueves, 13 de julio de 2017

OVIEDO JUSTIFICA CRIMENES DURANTE LA DICTADURA Y EL AHUEVONADO MINISTRO DE DEFENSA LO APOYA


“Dichos de jefe del Ejército generan revuelo en mundo político, militar y de víctimas de la dictadura”

El general Humberto Oviedo pidió durante una ceremonia pública “comprender el contexto histórico” de las violaciones a los derechos humanos. Agrupaciones de víctimas entregaron carta de protesta a ministro Gómez, mientras que algunos ex uniformados criticaron declaraciones del diputado Matías Walker, recordándole al vice de la DC que su partido apoyó activamente la Junta Militar en los primeros años

En Radio-Diario U. de Chile –public. 12/7/17

La Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) entregó el miércoles una carta al ministro de Defensa, José Antonio Gómez, en la cual repudia los recientes dichos del comandante en jefe del Ejército que han causado revuelo en el mundo político y de víctimas de la dictadura.

Durante un acto público realizado el domingo pasado, en el que estuvieron presentes la Presidenta Michelle Bachelet y el propio ministro, el general Humberto Oviedo se quejó de que las violaciones a los derechos humanos cometidos durante la dictadura “hoy son observadas exclusivamente desde el prisma de nuestro tiempo, sin analizar ni considerar la situación concreta ni el contexto histórico y político en que tuvieron lugar”.

Poco después, el ministro Gómez pareció apoyar las declaraciones del comandante castrense. “Hay situaciones que son muy difíciles. Uno tendría que vivir la época, las condiciones”, afirmó. “Probablemente (para) las personas que cometieron estos ilícitos (de lesa humanidad) también peligraba la vida de ellos”.


En la misiva, los familiares de las víctimas de la dictadura rechazaron lo que consideran una “peligrosa señal” por parte del general Oviedo, en especial respecto al concepto de la Obediencia Debida. En efecto, el jefe del Ejército afirmó que “los actores militares de menor graduación, dentro de los que están subtenientes, cabos y soldados conscriptos, han tenido que obedecer y cumplir órdenes de sus superiores (…) y se vieron impedidos de objetarlas o representarlas y que incluso, habiéndolo hecho, fueron obligados a cumplirlas”.

La carta de la AFDD sostiene que “a más de cuarenta años del Golpe de Estado, hablar de ‘contextos’ resulta profundamente indignante y propio de quien defiende y siente que las violaciones a los derechos humanos fueron necesarias para el país”. (ver carta)

De hecho, la organización recordó que hubo casos de miembros de las Fuerzas Armadas que sí se negaron a cumplir con las órdenes de sus superiores. “¿Quiere también, decir usted señor Ministro, al respaldar los dichos del general, que el sacrificio de Michel Nash Sáez y Carlos Carrasco Matus, quienes perdieron la vida y hasta hoy están desaparecidos fue un acto estúpido, falto de valor patrio, cuando la lógica era obedecer cualquier orden de un superior?”.

Lorena Pizarro, presidenta de la AFDD, planteó que, tras discutirlo al interior de organización, prefirieron no pedir la renuncia ni de Oviedo ni de Gómez para no distraerse del foco central, que es el cierre del penal de Punta Peuco. Para Pizarro, este tipo de declaraciones forman parte de “una ofensiva contundente de las Fuerzas Armadas para detener la decisión de cerrar el penal de Punta Peuco y liberar a los violadores de DD.HH.”.


Además, la dirigente señaló que al momento de entregar esta carta, el propio ministro de Defensa conversó con los representantes de la agrupación y les manifestó que personalmente no estaba de acuerdo con justificar las violaciones a los derechos humanos por el contexto de la época. Por lo mismo, Pizarro aseguró a nuestro medio que le pidieron al titular de Defensa que, lo que él les estaba diciendo entre las cuatro paredes de su oficina, también lo expresara en público.

En tanto, la presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP), Alicia Lira, manifestó su indignación frente a la actitud “deliberante” del comandante en jefe del Ejército, al mismo tiempo que criticó la postura adoptada por el ministro Gómez, quien no fue capaz de llamarle la atención al uniformado.

“Nos parece realmente impresentable que después de sus dichos, el ministro de Defensa no lo llame a conversar, no le haga una amonestación porque, realmente, ya esto no tiene límites”, dijo Lira. “Dichas palabras nuevamente dejan en claro que el poder militar sigue intocable, que se sigue autodefiniendo como protector de esta democracia”.

El general de las cartas abiertas

Las declaraciones del general Oviedo también generaron reacciones en el mundo político, como fue el caso de la Democracia Cristiana que, a través de su vicepresidente Matías Walker, sostuvo que “para los democratacristianos los derechos humanos tienen un valor universal. La violación de los derechos humanos, los crímenes de lesa humanidad son imprescriptibles (…) y no cabe en esta materia explicarlos, mucho menos justificarlos y tampoco explicar el contexto”.

Justamente fueron estas palabras las que generaron que el general en retiro del Ejército, Hernán Núñez Manríquez, escribiera una carta abierta al diputado Walker. En esta asegura que “la Democracia Cristiana no solo apoyó el Pronunciamiento, sino que incluso lo propició (…) La Democracia Cristiana estuvo justamente en el gobierno militar en los meses más duros de la lucha contra la subversión, en que se produjeron el 60 por ciento de los muertos del período 1973-1990, y Frei y Aylwin apoyaban al régimen autoritario y enviaron delegaciones al exterior a defenderlo”.

Cabe señalar que no es la primera vez que este general envía epístolas a la prensa. Ya en 2010 le escribió al entonces Presidente Sebastián Piñera para que ayudara a “los chilenos a reencontrarse”, al tiempo que decía sentirse “arrepentido y engañado” de haber votado por él, por no defender lo suficiente a los militares acusados y condenados por crímenes durante la dictadura. Y en 2012 Núñez Manríquez envió una carta al entonces ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter donde calificó como “perversa” y “canallesca” su declaración de que debía “ser doloroso para algunas personas de derecha el haber sido parte de un gobierno que violó los Derechos Humanos”.

Finalmente, Lorena Pizarro aseguró que toda esta polémica ocasionada por las declaraciones del comandante en jefe del Ejército, viene a poner en el centro del debate lo urgente que se hace la democratización real de las FFAA y de Orden chilenas: “No pueden estar anclados, como institución, a las violaciones de los DD.HH y a la vez, querer ser los paladines defensores de los DD.HH.

Nota del CAD:
No sólo fue una actitud pusilánime la del ministro de defensa con respecto a quien debiera ser su subordinado, cuando éste justifica crímenes de lesa humanidad y él no es capaz de reprenderlo por tal despropósito. Más aún, con ello, él medroso Gómez también justifica las torturas y vejaciones de las que él mismo fuera objeto a los 17 años, con ocasión del golpe militar de 1973, cuando militaba en las juventudes del PC y estuvo detenido en la AGA, la escuela militar y el Estadio Nacional. De otro lado, con su postura tan despreciable, sólo denigra la memoria y el sacrificio de su hermano mayor, JUAN CARLOS GÓMEZ ITURRA -hijo del primer matrimonio de su padre-, dirigente del Movimiento de Izquierda Revolucionaria MIR y la Resistencia Popular, el que fuera vilmente asesinado por carabineros a mediados de 1979.
El compañero Juan Carlos Gómez Iturra, Loquillo, estaba casado, era integrante del Comité Central del MIR y era un ex preso político. El 21 de junio de 1979, en el sector de Lo Valledor, Santiago, transitaba junto con otro militante de la organización antidictatorial en una camioneta robada cuando se encontraron con un control policial, el que intentaron evadir. Los policías los persiguieron y cuando se disponían a detenerlos en el interior de la población Nueva Independencia, aquéllos se resistieron con armas de fuego, lo que provocó un intercambio de disparos que finalizó cuando ambos fueron heridos y reducidos. El Loquillo resultó con heridas a bala en una pierna y en la espalda. De acuerdo con la declaración de su acompañante, ambos fueron introducidos en un vehículo policial que se mantuvo en el mismo lugar del enfrentamiento. Por esta razón, su acompañante, que veía cómo Juan Carlos se desangraba, empezó a dar gritos y golpes de pie en las puertas del furgón con el fin de que le dieran auxilio médico al herido. Sin embargo, uno de los aprehensores, al escucharlo, abrió la puerta del furgón, preguntó qué ocurría y, golpeó salvajemente a Juan Carlos justamente en sus heridas, provocándole un aumento de la hemorragia. Sólo una hora más tarde el herido fue trasladado al Hospital Barros Luco, donde sólo se pudo constatar su fallecimiento. 
______________________________


¡Ni Olvido Ni Perdón: Verdad, Justicia y Memoria!
¡Sólo la Lucha y la Unidad Nos Harán Libres!


Colectivo Acción Directa CAD –Chile
Julio 13 de 2017

No hay comentarios :

Publicar un comentario