jueves, 26 de enero de 2017

THE RIGHT’S POWER: LOS NOMBRES DE LA DERECHA REGIONAL


Trabajo que aborda quienes lideran las políticas conservadoras y reaccionarias en los diversos países de nuestro continente, su trayectoria y prácticas políticas más destacadas

En Celag  –public. 24/1/17

Sebastián Piñera (Chile)

Sebastián Piñera Echenique (66 años), ocupó la presidencia de Chile en el período 2010-2014, dando por finalizados veinte años de gobiernos de la Concertación. Iniciando así una etapa en la presidencia chilena de la alianza entre partidos de derecha y centroderecha, luego de la restauración democrática en el año 1990.

De formación es ingeniero comercial con mención en Economía de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Además, estudió en Estados Unidos para cursar y finalizar el doctorado en Economía en la Universidad de Harvard.

En su fase de empresario destacado, fue consultor de diversas e importantes entidades financieras como son el Banco Mundial y el Interamericano de Desarrollo. A su vez, cumplió funciones como gerente del Banco de Talca y presidente de Citicorp. Para el año 2016 la revista Forbes publicó que estaba ocupando el puesto número 737 de los hombres y mujeres más ricos a nivel mundial, mientras que ocupa el tercero a nivel nacional. 


Las áreas en las que ha invertido son diversas: desde aerolíneas (LAN CHILE) hasta supermercados, pasando por ser accionista en sectores estratégicos de la economía como la minería y la explotación agrícola como así también en la Editorial Los Andes SA.

Desde joven, su ascenso en el ámbito empresarial estuvo vinculado a su participación política. En 1989, se presenta como candidato a senador independiente del Pacto Democracia y Progreso por la 8ª Circunscripción Región Metropolitana Oriente (1), siendo electo durante el periodo legislativo 1990-1998. Sumándose así al partido Renovación Nacional.

En las elecciones del año 2009 asume la presidencia en segunda vuelta con el 51,6% de los votos en una contienda electoral que contó con un 59,6% de participación en las urnas, siendo éstas las últimas elecciones obligatorias para la ciudadanía. A la presidencia llega representando a “Coalición por el Cambio”, alianza de los partidos Renovación Nacional y Unión Demócrata Independiente (miembros de Alianza por Chile) sumando a Chile Primero, Humanismo Cristiano, Norte Grande e Independientes. Las consignas que atravesaron toda la campaña fueron: “Cambio, Futuro y Esperanza” y “Súmate al Cambio”, según la propuesta del entonces candidato la tarea era “mantener lo bueno, pero cambiar lo malo” (2).

La gestión estuvo marcada por un rumbo: construir una “nueva derecha” en Chile sosteniendo los principios liberales clásicos. Marcado por la defensa de la democracia como concepto integral de libertad; la economía social de mercado y la “igualdad de oportunidades” en el ámbito de lo social. Con un desmarque del totalitarismo que precedió los años de Pinochet.

Actualmente, continúa encarnando lo más sólido como representante de los sectores identificados desde la derecha en oposición al gobierno de la actual presidenta Michel Bachelet. Los casos de corrupción que fueron develados y denunciados involucran a diferentes actores de la política chilena (de casi todos los partidos) generan ciertas condiciones de posibilidad para fortalecer a otros líderes y dirigentes que no se encuentren en este fuego cruzado de casos de corrupción. Este podría ser el caso de Piñera, ya que – por ejemplo – dos ex candidatos presidenciales del partido más importante, representante de la derecha chilena, la UDI fueron denunciados por la justicia el mes pasado (3). Al verse debilitado este partido, le permite a Piñera generar la posibilidad de fortalecer su liderazgo en la estructura de poder, de cara a las presidenciales del 2018 aun en una gran crisis de legitimidad que viene demostrando la ciudadanía con una baja participación electoral, entre otras manifestaciones.

El perfil de este líder entra en concordancia con el giro político hacia la derecha que vive la región latinoamericana. Como director de la Fundación “Avanza Chile” aparece públicamente para criticar la gestión actual de Bachelet – organización que utiliza como herramienta de incidencia política – y desde la cual se posiciona por medio de estudios e informes para instalar su “visión” de país y propuesta política. Es un férreo defensor de la participación de Chile en la Alianza del Pacífico, que él como presidente impulsó, considerando que es un bloque donde los países integrantes son creyentes en una economía de mercado, abierta, competitiva y libre que se integra a las necesidades del mundo con consecuencias desarrollistas (4).

Notas
(1) Datos disponibles en: http://2010-2014.gob.cl/presidente/
(2) Nota disponible en:
(3) La UDI es el mayor partido de la derecha, conformado durante la dictadura de Pinochet. Los principios en los que se estructura son del riñón pinochetista, neoliberal y del OPUS DEI. Más información disponible en: http://www.celag.org/chile-entre-la-abstencion-el-desencanto-y-la-esperanza-por-pedro-santander/
(4)Se recomienda la lectura de entrevista completa disponible en: http://internacional.elpais.com/internacional/2015/12/05/actualidad/1449272965_526021.html



Colectivo Acción Directa Chile -Equipo Internacional
Enero 26 de 2017

No hay comentarios :

Publicar un comentario