martes, 24 de enero de 2017

NO SOLO RAUL SUNICO; TODA LA NUEVA MAYORIA BAILA AL RITMO DE LA PATRONAL

'Sociolistos' amiguis de Asipes, Súnico (der.) y Saavedra (centro) 

Y resulta que el tal Súnico, el ‘sociolisto’ recién renunciado como subsecre de pesca y acuicultura, se la jugaba por los industriales del rubro en desmedro de los pescadores y trabajadores artesanales. No obstante, esta no es más que otra estrella caída del cielo de la Concertación/Nueva ‘Minoría’, puesto que en las mismas andadas ya habían sido descubiertos Schaulson, Peñailillo, MEO, Velasco, Insunza, Girardi, Pizarro, Rossi, el hijito, la nuera y tant@s otr@s

Si bien resulta como obvio que la derecha política se moje con los aportes de la derecha económica, cómo salió a luz pública en variados casos de corrupción tipo Penta, SQM, el fideicomiso ciego mula del Tatán Piraña, y ahora que se sabe que no sólo Longueira actuaba como testaferro a sueldo de los monopolios pesqueros, sino también la mismísima actual presidenta UDI (cuando era presi de la comisión de pesca del senado), la manga de mantenedores y reproductores del sistema de dominación y explotación que es la Nueva ‘Minoría’ no le van muy a la zaga.  

Con todo, en penúltima instancia, la mayor culpa en todo ésta corruptela a ojos vistas corre por cuenta de los sectores de la ex Concerta/NM, pues desde su rol mantenedor/reproductor sistémico y desde su óptica plena de relativismo ético ha cooperado y se la ha jugado a fondo con la compra-venta de las fuerzas de la casta política civil por parte del capital monopólico-financiero.

Y decimos “en penúltima instancia’, pues –digámoslo- en última lo ha sido la desidia, la abulia, la falta de voluntad unitaria y de combate de la franja más avanzada del movimiento popular y de los pocos destacamentos de la izquierda no domesticada, todo lo cual ha dado pábulo para que las a las grandes mayorías nacionales nos metan una y otra vez, en diversos niveles y ámbitos, “el pico en el ojo”.

El caso Raúl Súnico

El viernes 20, el sitio de investigación periodística Ciper-Chile público un trabajo sobre las vinculaciones entre Súnico y su esposa con la poderosa Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes). Debido al cúmulo de acusaciones en su contra, de las cuales lo de Ciper eran las últimas, el ‘sociolisto’ renunció éste lunes 23.

El tipo se vendía al gran capital desde antes de ser subsecre de pesca en el presente gobierno de la NM. Lo hacía desde que sus tiempos como diputado por el Partido que fuera Socialista, entre 2006 a 2010, operando en la Municipalidad de Talcahuano (estando está por entonces en manos de otro ‘sociolisto’, Gastón Saavedra), impulsando allí demandas favorables a la pesca industrial.

En el mismo lapso, su cónyuge hizo 34 boletas para la Asipes. Pese al evidente conflicto de interés, el ahora renunciado subsecretario de pesca (lo hizo éste lunes 23) ha mantenido en reserva este dato, aun cuando Asipes es investigada por financiamiento político ilegal. CIPER tuvo acceso a documentos de Asipes que muestran cómo Súnico ha favorecido a la industria en la tramitación de normas que regulan el sector, desconociendo el programa de gobierno.

Así, a solo siete meses que Bachelet iniciara su segundo mandato, el ex subsecretario de marras se pasó con todo al bando empresarial. Lo hizo en una reunión con el entonces presidente de la Asipes Biobío, Luis Felipe Moncada. La cita tuvo lugar en la tarde del 13 de octubre de 2014 y hasta hoy permanecía en reserva. Un email escrito por Moncada y enviado al día siguiente a tres miembros del directorio de Asipes –bajo la advertencia “RESERVADO NO REENVIAR­” (con mayúsculas en el original)–, resumió su conversación con Súnico. El correo estaba dirigido a Jan Stengel, Rodrigo Sarquis y Alberto Romero. En él, Moncada les informó que el renunciado Súnico le había confirmado que no se cumpliría uno de los puntos del programa de Bachelet más resistido por los industriales pesqueros: terminar con la pesca de arrastre, método extractivo duramente criticado por los pescadores artesanales y los defensores del medioambiente. Para sepultar esa promesa programática, escribió Moncada, Súnico le señaló que se había autorizado por cinco años la pesca de arrastre del langostino en la Región de Coquimbo, lo que garantizaba que esa controversial fórmula de captura no sería desterrada por este gobierno y sobreviviría, al menos, hasta la próxima administración.

Y he aquí la rúbrica ‘pragmática’ para aceptar la expoliación de los mares de Chile para gloria de los monopolios chilensis ligados dependientemente a capitales transnacionales: “Se ha tenido en cuenta el principio general que los puestos de empleo no hay que arriesgarlos”, fue el argumento que dio Súnico, según escribió Moncada.

Hace rato que Súnico era funcionario a pago del gran capital

En agosto pasado, ya se sabía que el ahora ex subsecretario de pesca de Bachelet siempre había estado ligado a la gran industria sectorial. Así lo dejaba ver en un artículo para la revista El Pescador de Asipes, cuando era diputado por el distrito 43, donde expresaba que “no veo espacio para un proyecto que busca eliminar la pesca de arrastre”, agregando que los grandes desafíos eran ordenar la pesca artesanal para evitar que sobreexploten los recursos pesqueros. Cabe recordar que el término progresivo de la pesca de arrastre era uno más de los truncados compromisos programáticos y propagandísticos de Bachelet y que en sus casi tres años de gobierno no han tenido avances.

Como subsecretario, Súnico tampoco se quedó atrás. En mayo de 2014 autorizó a través de Res. Ex. Nº 1046, a tres empresas industriales a capturar 41 especies de Puerto Montt al sur con pesca de arrastre. Esta quedó sin efecto, debido a la presión mediática, pero solo hasta 1 de enero de 2015.

El 3 de junio del mismo año, un video grabado  en el Salón Eyzaguirre del Congreso Nacional, mostraba al Ministro Luis Felipe Céspedes,  comprometiéndose a decretar el uso del arte de pesca de “línea de mano” para la captura de la jibia, excluyendo a la industria quienes lo realizan a través de la “pesca de arrastre”. Sin embargo, eso fue desmentido por el ‘sociolisto’ es subsecre, indicando que había “error de apreciación” sobre lo pactado con el sector artesanal.

En tanto, en julio del 2014 surgió el “pago de favores” en designación de Consejeros de Pesca, a partir de lista enviada por la Gordi a la cueva de ladrones del congreso. Nominaron al ex subsecretario de pesca Pablo Galilea (por cupo RN); al abogado de la gran industria, Mario Tapia (por cupo DC), quien como miembro del estudio jurídico Carcelén, Desmadryl, Guzmán, Schaeffer & Tapia, ayudó a Sonapesca, Asipes y  Conapach, para que los intereses de las 7 familias quedaran plasmados en la ley Longueira; y al ex diputado Carlos Recondo (por cupo UDI). En la  votación de la ley de Pesca, Súnico apoyó la entrega de licencias indefinidas a los industriales; se negó a que los recursos pesqueros fueran de todos los chilenos y a la extensión de las 5 millas a todo el país; apoyó la pesca de arrastre y al gran capital industrial pesquero.

La opinión de los primeros afectados: los pescadores artesanales

El presidente de la Federación de Trabajadores Pesqueros (Fetrapes), Juan Montenegro, denunció que el 2012 la gran industria logró aprobar la ley de Pesca no solo “capturando” parlamentarios claves, sino utilizando a sus trabajadores en movilizaciones para amedrentar al Estado, tal como  quedó establecido en correos electrónicos  entre los principales dirigentes del sector.

“Cada día queda más clara la forma en que se aprobó la ley Longueira, industriales la aprobaron con amedrentamiento al Estado y el poder de Súnico, porque el actual (declaración de agosto pasado) subsecretario de pesca estuvo presente y no me cabe duda que hizo lobby en su favor”, indicó Montenegro.

Así, por ejemplo, el dirigente recordó que la movilización a la que se hace alusión en mail del 8 de noviembre de 2012, se llevó a cabo el lunes 19 del mismo mes. En ella 40 buses, y más de 2000 trabajadores -según consignaba la prensa de la época- y los propios dirigentes, exigían aprobar la ley Longueira con el apoyo del ex alcalde PS de Talcahuano, Gastón Saavedra y el ahora extinto Raúl Súnico.

Para Montenegro queda claramente reflejado en los mails que la movilización fue financiada y ordenada por la industria y no por los trabajadores. Por tanto, “la pregunta es, ese acarreo fue un ‘pago’ por aportes de las 7 familias a la campaña a diputado de Súnico, porque según los datos entregados por Servel solo declaró un gasto de 45 millones de pesos y sabemos que esa cifra es irreal”.

En tanto, la Directiva del Consejo Nacional de Defensa del Patrimonio Pesquero (Condepp) valoró la salida de Súnico luego de conocer “los entretelones de su relación con la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes) y los contratos de su esposa con dicha entidad gremial”.

Para el presidente de Condepp, Jorge Bustos, “la presidenta debe nombrar un Subsecretario de Pesca que no sea corrupto ni servil a las 7 familias (dueñas de los recursos pesqueros)”. Según Bustos, “Súnico durante la tramitación de la ley de Pesca hizo lobby a favor de los industriales, junto al ex alcalde de Talcahuano Gastón Saavedra”.

El dirigente afirmó que mantendrán sus demandas: la propiedad de los peces, fin a la pesca de arrastre y el fraccionamiento como corresponde porque es la gran debilidad. “El subsecretario estaba para proteger a la industria”, concluyó Bustos.

Exigieron que con la salida de Súnico “se limpie la Subsecretaría de Pesca, porque al parecer hay otros funcionarios públicos, círculo cercano de Raúl Súnico, que también obedecen a intereses que no son los del Estado”, indicó Nelson Estrada, vicepresidente de la entidad.

¡Por Todas y Cada Una de las Demandas de los Pueblos y l@s Trabajador@s de Chile!
¡Sólo la Lucha y la Unidad Nos Harán Libres!


Colectivo Acción Directa CAD –Chile
Enero 24 de 2017

No hay comentarios :

Publicar un comentario