martes, 20 de diciembre de 2016

DISPARO A BRANDON HERNANDEZ HUENTECOL ES CLARA MUESTRA DEL RACISMO EN CHILE


“Werkén Ana Llao: ‘El disparo a Brandon es la muestra de la política de racismo en Chile’”

El joven mapuche, Brandon Hernández Huentecol, baleado por un carabinero en Collipulli, sigue internado en la Clínica Alemana de Temuco. Desde el municipio denunciaron abuso de violencia por parte de Carabineros. “En esta ruta se encuentran efectivos policiales cada cien metros con armamento de guerra”, comentaron

En Diario y Radio U. de Chile –public. 20/12/16


Según informaron los familiares del joven mapuche Brandon Hernández Huentecol, quien recibió un disparo de escopeta de parte de un carabinero, dentro de las próximas 48 horas se evaluará si está en condiciones de salir de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Los doctores han dicho que están tratando de quitar todos los perdigones de su cuerpo, lo que es complejo porque superan los cien.

Un hecho que ha sido repudiado por distintas organizaciones de derechos humanos y comunidades mapuche, luego de conocer los antecedentes de los familiares que apuntan al abuso de violencia ejercida por Fuerzas Especiales.

“En esta ruta se encuentran carabineros cada cien metros con armamento de guerra”, reconoció la concejala de Collipulli, Alejandra Malian Collío.

La autoridad municipal denunció que es habitual observar que los funcionarios policiales realicen controles de identidad reteniendo por más de media hora a los mapuche sin ninguna explicación. Constantemente, comentó, entran y salen de las comunidades para hacer sus controles.

“En la comuna de Pailahueque, en Ercilla, hay más de 400 carabineros. Los mandan a esta zona porque tienen mayor sueldo y califican con mayor riesgo. Ellos actúan así porque saben que mucho de eso queda en la impunidad”.

Alejandra Malian Detalló que “en Collipulli, en esa ruta de Curaco está lleno de policías antimotines con armas de guerra porque ya sabemos que nunca han sido balines de goma”.

La concejala quien es cercana a la familia Hernández Huentecol, agregó que “hablan de un accidente, pero al niño lo mantuvieron casi treinta minutos en el suelo desangrándose, según contó el abuelo, y a solicitud de las personas que venían saliendo de un culto religioso se lo llevaron al hospital. Entonces, si hubiese sido accidental se lo habrían llevado inmediatamente, pero no fue la perspectiva de Carabineros”.

Las comunidades exigieron que el sargento que disparó al joven sea dado de baja por la institución. La ex consejera nacional mapuche y werkén de la organización Ad Mapu, Ana Llao, afirmó que deben ser retiradas las Fuerzas Especiales de la región porque eso demuestra la política del racismo que ampara el Estado.

“Es una política de exterminio y de apartheid porque lo que le pasó a Brandon no fue un accidente, fue un asesinato directo. Esos disparos demuestran la política del racismo que está creciendo a pasos agigantados. Nos preocupa porque somos parte de esta sociedad chilena que siempre habla que somos todos iguales, pero la verdad es que no somos todos iguales”, manifestó la dirigenta.

En esa línea, dijo que entregarán un informe sobre esta situación al relator especial sobre pueblos indígenas de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Carabineros, en tanto, instruyó un sumario administrativo a cargo del fiscal Carlos Bustos para establecer la responsabilidad del sargento segundo Cristián Rivera, identificado como autor del disparo.

Desde el mundo político también ha habido reacciones por este hecho. El ex intendente de La Araucanía Andrés Jouannet dijo en una entrevista en CNN Chile, que cree en la versión de Carabineros que esto fue un accidente. “Fue un procedimiento donde detuvieron a una persona que estaba en estado de ebriedad, en medio de esto resultó el joven herido”, comentó.

En tanto, desde la Democracia Cristiana, los parlamentarios dijeron que era una situación de máxima gravedad que esperaban fuese investigada con rigurosidad e imparcialidad.


*****

No hay comentarios :

Publicar un comentario