viernes, 11 de noviembre de 2016

JUSTICIA PIDE A EE.UU. EXTRADICION DEL CRIMINAL DE DD.HH. FERNANDEZ LARIOS

El terrorista Armando Fernández Larios

Uno de los terroristas de Estado que integraron la fatídica ‘Caravana de la Muerte’, raid genocida que se saldó con la muerte atroz de decenas de chilen@s hace 43 años

Este jueves 10, la Corte Suprema solicitó a Estados Unidos la extradición del autor de delitos contra la humanidad Armando Fernández Larios, quien ha sido requerido por el ministro en visita Mario Carroza por los 15 homicidios calificados perpetrados por la "Caravana de la Muerte", en el capítulo de la ciudad de La Serena, el 16 de octubre de 1973.

Los asesinados a sangre fría en aquella ocasión, fueron los presos políticos Gastón Aedo Herrera, Marcos Enrique Barrantes Alcayaga, Mario Alberto Ramírez Sepúlveda, Hipólito Pedro Cortés Alvarez, Jorge Abel Contreras Godoy, Roberto Guzmán Santa Cruz, Jorge Mario Jordán Domic, Gabriel Gonzalo Vergara Muñoz, Carlos Enrique Alcayaga Varela, Jorge Ovidio Osorio Zamora, José Eduardo Araya González, Oscar Armando Cortés Cortés, Manuel Jachadur Marcarian Jamett, Víctor Fernando Escobar Astudillo y Jorge Washington Peña Hen.

En resolución unánime, la 2ª Sala del máximo tribunal declaró procedente solicitar la extradición de Fernández Larios, quien fue sometido a proceso, en calidad de autor, el 7 de julio de 2016, mismo día en que lo fue el ex comandante en jefe del ejército, Juan Emilio Cheyre. La Suprema indicó que la solicitud de extradición cumple con los requisitos establecidos en un tratado firmado por Chile y EE.UU. hace más de 100 años, en 1900.

"En el caso de los delitos de homicidio calificado cometido en las personas de Oscar Gastón Aedo Barrera y otros, todas las exigencias (...) aparecen debidamente cumplidas", dice el fallo, que anota que Fernández Larios "mantiene residencia en los Estados Unidos de Norteamérica, según se consigna en la comunicación despachada desde la Oficina Central Nacional Interpol de la Policía de Investigaciones de Chile".

A juicio de la Suprema, con el procesamiento del ministro Carroza "está justificada la existencia del delito que se investiga y aparecen presunciones fundadas para estimar que el inculpado ha tenido participación en éste como autor", teniendo presente, además, que "la dictación del auto de procesamiento conlleva generalmente la prisión preventiva del reo".

"En razón de lo explicado, en el presente caso se cumple el requisito en estudio para acceder a la extradición solicitada", dice la sentencia.

Este caso fue reabierto el pasado 22/9/16 por parte del juez Mario Carroza, con dedicación exclusiva para causas relacionadas con violaciones a los derechos humanos, quien investiga el asesinato de casi un centenar de militantes de izquierda cometido por los integrantes del criminal raid -acaecido en los albores de la dictadura cívico-militar encabezada por el chacal Augusto Pinochet- la cual estuviera a cargo del fallecido ex general Sergio Arellano Stark.

El magistrado tomó la decisión luego de conocer los primeros informes de la Policía de Investigaciones sobre “El Libro de Novedades de la Guardia” de la cárcel de La Serena, documento en donde figura la salida de medio centenar de reos que fueron trasladados hasta el regimiento Arica de esa ciudad (donde Cheyre era el segundo al mando y por tanto no podía desconocer todo lo allí obrado) en octubre de 1973, por orden de Arellano Stark.

El Viaje al Norte de la Caravana de la Muerte

Se inició el 16 de octubre de 1973. El ex brigadier Pedro Espinoza, hoy albergado en Punta Peuco, dijo a un juez que el recorrido nortino de la escuadrilla de asesinos que él integraba contempló las ciudades de La Serena, Copiapó, Antofagasta, Calama, Iquique, Arica y Pisagua.

El maestro Jorge Peña Hen
¿Qué ocurrió en el regimiento de La Serena? El entonces comandante del regimiento, coronel Ariosto Lapostol, declaró al juez que el general Arellano pidió revisar los antecedentes de los detenidos. Y entonces se repitió una escena común en los sitios donde acudieron los esbirros uniformados:

"El general Arellano procede a revisar y a colocar un ticket en cada nombre de detenido que seleccionaba", declaro Lapostol, agregando que el lápiz era de color rojo.

Marcó a quince detenidos y dijo que debían ser sometidos a consejo de guerra. "En el intertanto, el mayor [Marcelo] Moren Brito procedía a anotar el nombre de cada detenido en una libreta aparte. Yo le hice presente al general Arellano que entre ellos habían tres personas que ya habían sido sometidas a consejo de guerra y que ya estaban cumpliendo su condena en la penitenciaría. Sin embargo, el general Arellano me indicó que las penas eran muy leves y que era necesario someterlos a un segundo consejo de guerra", declaró el coronel Lapostol a la justicia.

No hubo tal consejo de guerra y así fueron asesinados quince prisioneros en el patio del regimiento. Los primeros disparos fueron hechos por miembros de la Caravana de la Muerte. Los segundos, tiros de gracia, por oficiales del regimiento. Entre las víctimas estaba Jorge Peña Hen, director de la Escuela de Música y fundador de la orquesta infantil. Todos los cuerpos fueron enterrados clandestinamente.

Arellano Stark, ante la justicia, endosó la culpa a tres oficiales de su comitiva: "En La Serena, los oficiales Sergio Arredondo, Moren Brito y Fernández Larios actuaron por su cuenta. Es esa la impresión que tengo". Arredondo, al ser careado con Arellano, declaró: "Mi general estuvo siempre informado de las ejecuciones y del número de ellas (...) En La Serena, le di cuenta de la ejecución de quince personas". Moren Brito declaró que era "lógico que el general Arellano estuviera en conocimiento de los fusilamientos. Lo digo porque iba a cargo de la misión".

“No habrá piedra ni mar que los proteja ni guarida ni caverna perdonada”
(Canción de Karaxu) 

¡Ni Olvido Ni Perdón: Verdad, Justicia y Memoria!
¡Sólo la Lucha y la Unidad Nos Harán Libres!

 Colectivo Acción Directa CAD –Chile
Noviembre 11 de 2016

No hay comentarios :

Publicar un comentario