jueves, 17 de noviembre de 2016

COLOMBIA: LAS FARC-EP Y LAS VICTIMAS YA FUERON TRAICIONADAS

Paramilitares derechistas de las AUC. Ahora tienen espacio libre 

“Las FARC-EP y víctimas ya fueron traicionados”

Por Luis Pino
En TeleSurTV –public. 17/11/16

Es frustrante ser testigo del siglo de la mentira revelada como una verdad absoluta, una verdad de fe, por la vía de los multimedios, versátiles y de difusión masivos, los que son utilizados como recursos de propagando política y de guerra sucia, desinformando, malinformando y enseñando la mentira aprendida, con mayor poder que el de la llamada academia y universidades, en general, cuya sabiduría consiste en reproducir religiosamente o reexplicar, con pose intelectual, esa mentira aprendida mediáticamente.

De esto se trató toda la tramoya montada para traicionar los Acuerdos de Paz y la pacificación firmados por el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo  (FARC-EP), dejando en el medio de la traición y más inermes que nunca, a las víctimas de la violencia y esta guerra, que por más de cincuenta años han sido oprimidas y liquidadas.
 
Aun así, con toda la madeja de mentiras y el show montado para  engañar al mundo, en esas pésimas condiciones, los farianos están decididos a allanar los caminos de la paz e insertarse en la lucha política, a pesar de  las reglas de la oligarquía colombiana y la tutela estadounidense, incluso, con la razzia y muerte de las que serán víctimas, tanto los ex combatientes farianos [que de hecho ya comenzaron –nota del CAD], como los activistas políticos y sociales del Pueblo,

más las  víctimas de la violencia, gracias  al triunfo temporal de los paramilitares y del narcopolítico, fichado por la DEA y el Departamento de Estado, pero marioneta imperial, Álvaro Uribe Vélez, al que luego, sus amos le darán el mismo o peor trato que al panameño Noriega.
     
Fue una traición cocinada a fuego lento y llevada a cabo por capítulos que iban transmitiendo los medios con los que iban narrando y mostrando sus mentiras, incluso, con la reproducción ingenua de la mentira, de muchos de los que se ubican en las antípodas de la derecha capitalista.
    
En esas entregas por folletines mediáticos, se montó en la olla a más FARC-EP y a las víctimas, llevándolos a aceptar un Plebiscito que a todas luces mostraba una división entre quienes lo quieren la paz y los cándidos que se dejaron imponer este mecanismo en un país en guerra y con  víctimas y odios a flor de piel.
    
Pero los medios de la derecha reprodujeron la mentira, en  la que, a sabiendas de que el país colombiano estaba dividido en su opinión respecto de la paz con la FARC-EP, vendieron la mentira de que “todos estaban apostando por la paz y el Plebiscito, para sellar este acuerdo”. Así, también, mintieron con el Brexit en la Gran Bretaña cuando sabían del hastío de los ingleses por la dictadura de la Unión Europea y la pérdida económica y de hegemonía de la corona inglesa. También  mintieron como línea política anunciando el imposible triunfo candidatural  de la señora Hillary, la esposa  de Clinton, cuando hasta las piedras sabían que desde el principio iba a ganar Donald Trump, pero utilizando todos sus multimedia como instrumento de propaganda y guerra sucia  pretendieron revertir esta realidad. Así, por tierras venezolanas hicieron lo propio, los palangristas medios, cuando el Comandante Hugo Chávez fue candidato a sabiendas de que él era en sí  mismo un huracán electoral, hasta el momento de su muerte y más allá de muerto, pues dejó orgánicamente vivo y fortalecido al chavismo, como expresión político-cultural.
   
Ahora bien, se ha firmado un nuevo acuerdo de paz en Colombia, con el puñal de la traición envuelto en níveo pañuelo. Vendrán, entonces, homicidios, arremetidas violentas y más  traición, lo que apunta a un recrudecimiento de la violencia, porque con la mentira y el engaño, se impusieron para vender al mundo  una realidad virtual, para seguir en lo mismo: la violencia contra el Pueblo como mecanismo de explotación del Pueblo. La clase política gobernante ha subestimado a las FARC-EP. Las consecuencias se harán sentir, cuando se tengan que hacer sentir y sin retorno.

Colectivo Acción Directa Chile -Equipo Internacional
Noviembre 17 de 2016

No hay comentarios :

Publicar un comentario